Entretenimiento Volver a "Entretenimiento"

Trump vuelve a Washington tras sus vacaciones navideñas en Florida

GENTE | 01 de enero de 2018

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (i) y la primera dama, Melania Trump (d), a su llegada a la Casa Blanca en Washington (Estados Unidos). EFE/Archivo

Miami, 1 ene (EFEUSA).- El presidente Donald Trump retornó hoy a Washington tras culminar sus vacaciones navideñas en Mar-a-Lago, la propiedad que posee en el sur de Florida y en donde estuvo acompañado de su esposa, Melania, y miembros de su familia.

Además de Trump, Melania y el hijo de ambos, Barron, partieron también esta tarde rumbo a la capital el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el jefe de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, según informaron portavoces de la Casa Blanca.

La hija del presidente Ivanka Trump, su esposo, Jared Kushner, y los hijos del matrimonio, fueron vistos por el grupo de periodistas que acompaña a Trump abordando rumbo a Washington en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach.

Trump ha completado un descanso de diez días en cálidas tierras floridianas, en el que además de practicar golf y sumar así 91 días dedicados a una de sus actividades favoritas, según la contabilidad que lleva la cadena NBC News, también ha alimentado su cuenta de Twitter.

El presente año, de hecho, lo empezó con un arisco mensaje en esta red social contra Pakistán, país al que criticó por sus "mentiras y engaños" y por "dar refugio a los terroristas".

Trump fue anoche anfitrión en la gala de fin de año que se celebró en Mar-a-Lago y a la que acudió de esmoquin en compañía de su esposa, Melania, ataviada con un vestido largo de oro rosa brillante y con acentos florales, y el hijo de ambos, también de esmoquin.

En unas breves palabras que dio a los periodistas que lo acompañan, destacó que 2018 será un "año tremendo", en el que prevé que las bolsas de valores sigan subiendo y las compañías continúen viniendo al país, y resaltó medidas aprobadas en 2017, como la reforma fiscal.

Durante su estancia en el sur de Florida, Trump ha combinado sus idas a su club de golf con algunos eventos fuera de agenda, como la visita a una estación de bomberos local y un encuentro con 60 miembros de la Guardia Costera, a quienes organizó un pequeño torneo y un almuerzo en el Trump International Golf Club.

Tampoco faltaron los almuerzos con políticos aliados, como el que sostuvo el domingo con el gobernador de Florida, Rick Scott, en su inmensa propiedad de cara al Atlántico levantada en Palm Beach y a la que llama la "Casa Blanca de invierno".

Ambos abordaron "los esfuerzos en curso de recuperación de huracanes, la necesidad de mejorar la envejecida infraestructura de la nación y otros asuntos importantes para la gente de Florida", de acuerdo a la Casa Blanca.

Trump encara un 2018 lleno de retos, con elecciones de por medio en las que se juega su mayoría en la Cámara baja, y que se antoja mucho más tortuoso que 2017, año que no ha sido el camino de rosas que muchos republicanos anhelaban.

Contenido relacionado

Trump inicia el año con sus actividades favoritas, golf y Twitter

Miami, 1 ene (EFEUSA).- El presidente Donald Trump inició el año 2018 entregado a sus actividades preferidas en sus días de descanso navideño en el sur de Florida, el golf y Twitter, luego de ser el anfitrión de una gala en su club social, Mar-a-Lago.

Poco antes de las 9:00 hora local, y tras despedir 2017 en una fiesta que se extendió hasta primeras horas de hoy, el mandatario arribó al Trump International Golf Club, donde lo acompañan el campeón mundial Fred Funk y su hijo, Taylor Funk, según portavoces de la Casa Blanca.

Antes de comenzar en este lugar el que, de acuerdo con la cadena NBC News, es su día 91 en un club de golf mientras es presidente, Trump no faltó a su cita en Twitter, donde dedicó su primer mensaje del año a criticar a Pakistán, por sus "mentiras y engaños" y por "dar refugio a los terroristas".

Según la agenda de la Casa Blanca, está previsto que el mandatario retorne esta tarde a Washington a bordo de un avión Air Force One, que descansa en una pista del Aeropuerto Internacional de Palm Beach junto a un jet con el logo de Trump, tal como informa el grupo de periodistas que lo acompaña.

El presidente ha confirmado su retorno a la capital por medio de un mensaje en Twitter, en el que afirmó que hay "mucho trabajo por hacer", si bien reiteró que este 2018, un año de elecciones en EE.UU., será "un gran año".

El domingo, el mandatario utilizó su cuenta personal en esa red social para enviar sus saludos por año nuevo y destacar que EE.UU. crece "más rápido de lo que cualquiera pensó que era posible", mientras que en otro mensaje colgó un video de más de 3 minutos con imágenes de su casi primer año de Presidencia (asumió el 20 de enero).

"A medida que nuestro país crece rápidamente cada vez más fuerte e inteligente, quiero desearles a todos mis amigos, seguidores, enemigos, 'haters' e incluso a la muy deshonesta Falsa Prensa, un feliz y saludable año nuevo. ¡2018 será un gran año para EE.UU.!", escribió el último día de diciembre y poco antes de acudir a la exclusiva gala en su club social.

Trump fue anfitrión de la fiesta de fin de año que se celebró en su club privado y a la que acudió de esmoquin en compañía de su esposa, Melania, ataviada con un vestido largo de oro rosa brillante y con acentos florales, y el hijo de ambos, también de esmoquin.

En unas breves palabras que dio al grupo de periodistas que lo acompaña, destacó que 2018 será un "año tremendo", en el que prevé que las bolsas de valores sigan subiendo y las compañías continuarán llegando al país.

Destacó además algunas medidas aprobadas durante 2017, entre ellos la reforma fiscal, la apertura a la exploración petrolífera del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico y la eliminación del mandato individual en las regulaciones sobre seguros de salud, "que es muy, muy impopular, como saben".

A la fiesta, que comenzó con un coctel en la piscina de Mar-a-Lago, acudieron miembros de la familia Trump, entre ellos su hija Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner; así como el Secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y su esposa, Louise Linton; el exjugador de béisbol Keith Hernandez, y el presentador de la cadena Fox Lou Dobbs, entre otros.

El menú de la gala, en la que predominaron los atuendos formales y el brillo en los vestidos, consistió en un entrante a base de queso roquefort, tomates cherry, tocino, cebolla roja.

A este le siguió un segundo plato de raviolis de langosta de Maine (con muselina de hinojo, salsa de amargura de oliva y cítricos). El menú se completó con un puré de raíz de taro, setas de morel, zanahorias reliquias rostizadas, y postre.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.meridiano90.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
1000 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Entretenimiento