Resoluciones de año nuevo, ¿sirven o no?...A los pocos días se abandonan los buenos deseos

Él dice, ella dice | 03 de enero de 2018

Ella dice: Metas para el año nuevo

Por AnaMaría Bech

Cerrar ciclos, empezar de cero, borrón y cuenta nueva. Esas son las ideas que tenemos para recibir un nuevo año y fijar nuevas metas, analizar los aciertos y los errores cometidos en los doce meses del año que termina, y así desarrollar un plan de acción para las nuevas oportunidades que llegan con el comienzo del año nuevo.

Y aunque no es necesario que se acabe un año del calendario para intentar lograr algo diferente o retomar una meta pendiente, la mentalidad colectiva que hemos creado con los rituales del año nuevo definitivamente nos impregnan de ánimo para reflexionar e identificar ciertas cosas que debemos mejorar o que queremos conseguir.

El fin de año y el comienzo de uno nuevo representa la oportunidad de oprimir el botón de “reset” y reiniciar y reenergizar el espíritu, el cuerpo y la mente. Los rituales para esta transición son infinitos, sobre todo en nuestras tradiciones latinoamericanas.

Para nosotros no es nada extraño que la gente se vista de blanco para atraer buenas energías, que enciendan velas blancas para la buena suerte, que pidan 12 deseos para cada mes del año con una docena de uvas a la media noche del 31 de diciembre.

También comer lentejas para la abundancia o ver unos cuantos corriendo con maletas alrededor de la manzana para que se materialicen los viajes de sus sueños para el año entrante. Sin pruebas que algunos de estos rituales funcionen, lo que sí funciona es la energía y la intención que ponemos en lo que estamos deseando.

Aunque está comprobado que muchas de las metas que fijamos para el año nuevo quedan inconclusas porque las abandonamos en el transcurso del año, sentir el deseo de renovación de miles de personas en el mundo el mismo día, con intenciones de mejorar como individuos, tiene una energía poderosa.

Esta energía de renovación que está a nuestro alrededor es la que hace que fijar las metas para el año nuevo sea algo especial.

No todas las personas tienen la disciplina de tomar pausas en sus vidas para reflexionar y analizar sus sueños y sus metas, pero los festejos de fin de año presentan la oportunidad perfecta para que hasta el más apático tome un momento de analizar lo que le dejó el año nuevo y le dé por lo menos un instante de reflexión a lo que le gustaría conseguir en el nuevo año.

Para lograr sus metas del 2018, trate de examinar cómo va su proceso por lo menos cada tres meses.

¡Próspero año nuevo!

 

Él dice: Olvídese de los propósitos

Por Memo Pérez Lara

Este año, ahora sí voy a ponerme en forma en el gym. Este año nuevo, ahora sí voy a hacer dieta. No pasa de este año para cambiar a un trabajo mejor o poner mi negocio propio. Este año me caso. Ahora sí voy a terminar mi tesis. Este año me dejo llamar como me llamo si no voy a Europa.

Y así, se siguen los interminables propósitos cuando termina un año. Casualmente, casi siempre son los mismos. Esto implica, lógicamente, que no se cumplieron en el año que termina. Nada hace pensar que ahora sí se van a cumplir, pero se piensan con la misma alegría.

Por lo general, la gente exitosa, tiene un común denominador: es extremadamente disciplinada. Se plantea metas de acuerdo a sus capacidades, reúne los insumos y los conocimientos necesarios para llevarlas a cabo, y pone manos a la obra.

En el camino, rectifica, y si por alguna causa el resultado es adverso o irrealizable, recalcula y vuelve a empezar. Y sobre todo, mantiene el ánimo necesario para no derrotarse, en sus propios tiempos. Todos tenemos una ruta de vida, y nace a partir de nuestras necesidades y nuestros deseos muy personales.

Por lo mismo, que es personal, es una ruta que no tiene que compartir las etapas de la de ninguna persona. No tiene nada de malo tomar como pretexto el que inicia un nuevo año también para iniciar nuevos hábitos de vida.

Lo malo, y lo que desgraciadamente sucede muy regularmente, es que también a los pocos días se abandonan los buenos deseos con la misma facilidad. A final de cuenta, es una moda, la de hacer propósitos, y viene de forma externa.

No es algo que sale desde nuestro interior. Por lo mismo, no nos genera compromiso. Por supuesto que es muy loable perseguir un sueño… pero no se tiene que esperar por ciclos de 365 días. Si usted siempre quiso realizar algo, ¿por qué no hacerlo ahora, en este mismo momento? ¿Si no lo empieza el 1ero. de enero del 2018, va a tener que esperar al 1ero. de enero del 2019? Creo que ese escenario, en lugar de ayudar, pone un pretexto perfecto para no hacer nada.

Según el British Military Fitness, en los EEUU un 80% de los nuevos miembros que se inscriben en los gimnasios abandonan antes de finalizar el mes. En Inglaterra, según la consultora Crunch, se desperdician más de $50 millones al año en membresías sin utilizar o clases de ejercicio y reducción de peso que no se atienden.

Así que, no tire su dinero. Un día cualquiera, puede ser cuando pase por un aparador comercial y vea su reflejo, o cuando se levante y no alcance a atarse las agujetas de los zapatos, cuando piense: “creo que es hora de ir al gym”.

Ese es el momento ideal de hacer su inscripción, cuando sale de su propia convicción, y no importa que sea 10 de febrero o septiembre.

O por el contrario, este 1ero. de enero compre su caminadora. Son muy útiles para colgar toallas en el dormitorio.

 

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.meridiano90.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
1000 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo