Legalización de marihuana en California

Él dice, ella dice | 09 de enero de 2018

Ella dice: Legalización con impactos negativos 

Por AnaMaría Bech

California es el último estado en legalizar la marihuana en la unión americana. Con la legalización se entrega un mensaje de aceptación que insinúa que no es un producto peligroso.  

En nuestra sociedad nos olvidamos del peligro del consumo de alcohol y de cigarrillos, dos productos legales que son altamente controversiales y que son regulados en distribución, venta y mercadeo.  

Pero el simple hecho que estos sean regulados no quiere decir que su consumo no haya impactado negativamente a nuestra sociedad.  

En un país como Estados Unidos, que no promueve la moderación, los comerciantes de marihuana identifican a sus clientes preferidos y los bombardean con ofertas. 

 Uno de los problemas es que para este producto los consumidores principales son los adictos.  

Se estima que un 30% de usuarios de marihuana presentan señales de adicción. La marihuana es una droga que abre las puertas al consumo de otros narcóticos. Enfermedades como la psicosis, esquizofrenia, depresión y paranoia son prevalentes entre usuarios de marihuana. Su uso impacta negativamente el cerebro, la cognición, el corazón y el sistema reproductivo, entre otros.  

Por ser natural, es presentada como una droga inofensiva, pero con la modificación genética, hoy en día la potencia de la marihuana es entre 10 y 40 veces más fuerte de lo que era en los años 60 y 70.  

Aparte de crear adicción, se estima que el impacto a los pulmones de fumar un cigarrillo de marihuana es equivalente al de fumar entre 5 a 20 cigarrillos de tabaco.  

Los proponentes de la legalización utilizan el argumento de recolección de impuestos como algo positivo, pero en realidad las consecuencias de su uso, tales como abandono escolar en adolescentes, disminución de productividad laboral, costo de terapias de adicción y los accidentes a causa de conductores bajo la influencia terminan incurriendo en más gastos a la sociedad.  

Un estudio realizado en el 2005 calculó que, por cada dólar recaudado en impuestos de alcohol y tabaco, casi 14 dólares eran invertidos para reparar daños sociales causados por su uso. 

 Aunque también se habla que los cultivos de cannabis generan empleos, no se analiza en este argumento pro legalización el impacto ambiental. Los cultivos de marihuana destruyen el ecosistema natural porque las prácticas de agricultura sostenibles no son tan rentables para las ganancias que buscan los agricultores.  

Aunque la marihuana continúa siendo legalizada en diversos lugares de Estados Unidos y el mundo, no debemos ignorar que su uso trae consecuencias negativas para la salud, la economía y el medio ambiente. 

Él dice: California marca tendencia 

Por Memo Pérez Lara

Desde el primer minuto de este nuevo año 2018, el uso de la marihuana de forma recreativa es legal en California.  

Sin embargo, el secretario de Justicia, Jeff Sessions, anunció su intención de derogar la norma que ha permitido la legalización sin la intervención federal.  

Dicha norma fue aprobada bajo la administración de Barack Obama en 2013 y permitía la legalización del cannabis, siempre y cuando se controlara que la sustancia no llegara a lugares donde estuviese prohibida.  

No sorprende que el actual gobierno, aislacionista y conservador, intente frenar la tendencia moderna. Pero, sin lugar a dudas, las drogas deben ser legalizadas. Y no solo hablo de la marihuana, sino de todas.  

Es un hecho que en la naturaleza humana está el deseo de intoxicarse. Todo lo que se ha intentado en la guerra contra las drogas, ha fracasado.  

La demanda de todo tipo de sustancias, en la que los ciudadanos de los Estados Unidos son líderes mundiales, en lugar de bajar, ha crecido, a pesar de todos los esfuerzos. Lo que ha hecho esta guerra es atiborrar las cárceles con adictos no peligrosos, que se convierten en verdaderos delincuentes en estas escuelas del crimen.  

En otros países, productores o de paso, como en México, han llenado las regiones peligrosas de miles de muertos por parte de los poderosos cárteles, que incluso han diversificado sus actividades delictivas con secuestros y extorsiones.  

Los traficantes han hecho fortunas multimillonarias gracias a los altos precios de su producto, con márgenes de ganancia jugosos, que les alcanzan para comprar armas de alto calibre, reclutar sicarios para proteger sus territorios y sobornar a autoridades de gobierno para que no los molesten en sus transacciones.  

El fiscal general del estado de California, Xavier Becerra, resumió en una frase, lo que intentan las nuevas políticas en materia de drogas: “En California, decidimos que era mejor regular, no criminalizar, el cannabis… Después de todo, esto es 2018, no el siglo XX”.  

Según un estudio realizado por la firma especializada en el mercado del cannabis Arcview, junto a BDS Analytics, el mercado de la marihuana legal generará 40,000 millones de dólares y cientos de miles de empleos en Estados Unidos para 2021.  

Este cálculo incluye ingresos por compras de consumidores de 20,800 millones de dólares, con al menos 100,000 empleos directos a crear, sin contar los miles indirectos, y 4,000 millones de dólares en recaudación de impuestos.  

La tendencia que California ha seguido en el tema de la legalización ya es firme e irreversible. Ya no podemos seguir pensando que la ley seca no funcionó antes, pero tal vez ahora sí. 

 

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.meridiano90.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
1000 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo