La oposición tunecina acusa al Gobierno de eludir su responsabilidad

TÚNEZ PROTESTA | 11 de enero de 2018

Fotografía facilitada hoy, 11 de enero de 2018, que muestra a numerosos manifestantes tunecinos se enfrentan a las fuerzas de seguridad en Tebourba,Túnez, el 9 de enero de 2018. EFE

Túnez, 11 ene (EFE).- La oposición progresista tunecina acusó hoy al primer ministro, Yusef Chaheed, de tratar de eludir su responsabilidad al culpar a otros partidos de fomentar las protestas sociales que agitan el país y que anoche se repitieron por tercer día consecutivo, con casi 600 detenidos desde el inicio de los disturbios.

En declaraciones a Efe, el secretario general del Frente Popular (FP), principal partido de la izquierda, Hamma Hamammi, negó que su formación esté detrás de los disturbios nocturnos que se suceden desde que el pasado lunes un hombre de 55 años muriera durante la represión policial de una manifestación en la localidad de Tebourna, situada a unos 40 kilómetros al este de la capital.

E insistió en que el FP, al igual que otras formaciones de la oposición progresista y de la sociedad civil, mantendrán su estrategia de intensificar las marchas y acciones pacíficas para obligar al Gobierno a cancelar los nuevos presupuestos generales, caracterizados por la precariedad, la austeridad y los recortes.

"Cuando nos enteramos (de las acusaciones de Chahhed) nos dio la risa. Chahed lanzó ayer una campaña de denigración contra el FP como lo han hecho sus antecesores", aseguró Hammami en alusión a todos los ejecutivos de la transición, desde la Troika al encabezado por los islamistas de Ennahda.

"En 2011 fue (el actual presidente, Beji) Caib Essebsi quien acusó al Frente Popular, concretamente a Chokri Belaid. Y en 2012 y 2013 fue el turno de Ennahda y de la Troika, también acusaron al Belaid, que en ese momento estaba en Marruecos, de dar dinero alborotadores", recordó.

Belaid fue asesinado en 2013 por dos desconocidos que desde una moto le tirotearon a la puerta de su casa, un crimen que aún no se ha esclarecido y del que las autoridades acusan a grupos radicales yihadistas.

"Desde el primer día hemos sido claros: manifestarse es un derecho constitucional, no está limitado por el día o por la noche", subrayó Hammami.

"Hemos invitado a los tunecinos a manifestarse pacíficamente durante el día para evitar que los alborotadores y los mafiosos relacionados con círculos del poder se aprovechen. Y les hemos pedido que lo hagan con un eslogan claro que es la anulación del reciente aumento de los precios", agregó.

Hammami criticó, asimismo, que el debate se haya centrado ahora en la cuestión de los límites de manifestación y libertad de prensa y se haya desviado del "asunto verdaderamente crucial, que es porque han disparado los precios y desplomado el nivel adquisitivo de los tunecinos".

El veterano líder izquierdista también negó que sea cierta la acusación del primer ministro, quien aseguró esta semana que los que aprobaron subidas como el IVA (VAT) son los mismos que ahora se lanzan a la calle.

"El FP no se manifiesta contra el aumento de la TVA sino contra la ley de finanzas (presupuestos generales), que rechazó desde el primer momento", denunció.

"Esta ley preserva los intereses de una pequeña minoría que no sobrepasa las 200 familias, a las que defiende esta alianza en el poder y que viven del resto de los tunecinos", apostilló.

En este ambiente de creciente enfrentamiento político, los incidentes se repitieron anoche por tercer día consecutivo y se extendieron a otras zonas como Hammam Lif, localidad del cinturón industrial donde grupos de jóvenes pretendieron impedir el paso de un tren.

Igualmente se produjeron intentos de asalto a edificios públicos y quema de contenedores en urbes de la costa norte, como Beja, Nabeul, Kebily o Bizerte ante una creciente presencia policial y militar.

Fuentes del ministerio de Interior y de Defensa negaron hoy a Efe que se haya impuesto un toque de queda pero admitieron que el despliegue de efectivos de Seguridad se ha multiplicado en las últimas horas.

"El objetivo es garantizar la seguridad, especialmente en los cuarteles, comisarías y edificios públicos, y evitar actos de sabotaje, pillaje o robo", explicó la fuente.

La noche del martes, grupos de jóvenes salieron a la calles de todo el país, mientras grupos organizados perpetraban actos vandálicos como el saqueo de una tienda de una conocida cadena de supermercados francesa en la localidad de Ben Arous, vecina a la capital.

Según el ministerio de Interior, un total de 565 personas han sido detenidas en todo el país y cerca de 60 agentes han resultado heridos desde que el lunes estallaran los disturbios.

Para el domingo está convocada una gran manifestación que coincidirá con el séptimo aniversario de la "revolución del Jazmín", que acabó con la larga dictadura policial del Zinedin el Abedin Ben Alí.

El expresidente tunecino huyó el 14 de enero de 2011 a Arabia Saudí tras un mes de manifestaciones y disturbios en todo el país que también supusieron el estallido de las ahora asfixiadas "primaveras árabes".

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.meridiano90.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
1000 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo