Una gran operación de seguridad en Egipto a mes y medio de los comicios presidenciales

EGIPTO TERRORISMO | 09 de febrero de 2018

Soldados a bordo de un vehículo blindado egipcio. EFE/Archivo

El Cairo, 9 feb (EFE).- El Ejército y la Policía egipcios lanzaron hoy una amplia campaña contra el "terrorismo" y el "crimen" en varias partes del país, a quince días del comienzo de la campaña electoral para las elecciones presidenciales, previstas para el 26 de marzo.

En una inusual intervención televisiva, el portavoz de las Fuerzas Armadas, Tamer al Refai, explicó que la operación abarca el norte y centro de la península del Sinaí, la región del delta del Nilo (norte) y el desierto Occidental, y que su objetivo es "limpiar las zonas en las que se encuentran focos terroristas".

En un segundo anuncio, Al Refai aseguró que el Ejército y la Policía reforzaron la seguridad en las instalaciones y zonas vitales de todo el país, incluidos puertos, pasos fronterizos, instalaciones gubernamentales y zonas turísticas, como indicó una fuente de seguridad a la agencia estatal, MENA.

En el marco de esta operación, el Ministerio de Interior anunció la muerte de tres supuestos miembros del grupo armado Movimiento Brazos de Egipto-Hasm (Determinación) y la detención de otros 14 en varias provincias del delta del Nilo y del Alto Egipcio (sur).

Las autoridades consideran a Hasm el brazo armado del grupo islamista de los Hermanos Musulmanes, declarado terrorista en Egipto.

Según el Ministerio, uno de los muertos fue identificado como Salahadin Atia Ibrahim Omara, integrante de los Hermanos.

Por su parte, el portavoz de las Fuerzas Armadas indicó en el segundo comunicado, que al igual que el primero fue repetido prácticamente en bucle a lo largo de toda la mañana por los medios audiovisuales, que la aviación militar atacó varios puestos, posiciones y almacenes de municiones de los terroristas en zonas del Sinaí, aunque no ofreció detalles.

Asimismo, señaló que las Fuerzas Navales y la Guardia Fronteriza aseguraron las vías marítimas y los puertos para "cortar los suministros a los grupos terroristas".

El Ejército egipcio mantiene una guerra abierta en el norte del Sinaí contra la filial del grupo terrorista Estado Islámico (EI) desde finales de 2014 y se ha mostrado incapaz, hasta ahora, de doblegar a la insurgencia, que mantiene una intensa actividad entre las localidades de Al Arish, capital del norte del Sinaí, y Rafah, fronteriza con Gaza.

El pasado 29 de noviembre, Al Sisi dio un plazo de tres meses al jefe del Estado Mayor, Mohamed Farid Hegazi, para que recuperase la seguridad en la península del Sinai, cinco días después de que se produjese un brutal ataque terrorista contra una mezquita en el norte del Sinaí que causó 305 muertos.

"Eres responsable de recuperar la seguridad y estabilidad en el Sinaí con el Ministerio del Interior en tres meses", dijo entonces el mandatario dirigiéndose a Hegazi, en un discurso pronunciado con motivo de la celebración del Nacimiento del Profeta Mahoma.

La operación de hoy irá acompañada de "maniobras de entrenamiento y operacionales en todos los ejes estratégicos con el objetivo de imponer el control de los pasos fronterizos del Estado egipcio y limpiar las zonas en las que se encuentran los focos terroristas", dijo el portavoz castrense sin ofrecer más detalles.

Asimismo, apuntó que esta campaña se llevará "en paralelo a la lucha contra otros crímenes que atentan contra la seguridad y la estabilidad interna" y pidió a los egipcios de todo el país que informen sobre cualquier persona "que amenace la seguridad".

Paralelamente a la acción militar y policial, el Servicio de Información del Estado solicitó a los medios de información extranjeros que observen "la obligación de difundir únicamente los comunicados oficiales" del Ejército y del Ministerio de Interior.

En un breve comunicado, la autoridad responsable de los medios extranjeros insistió en que solo se recojan las informaciones publicadas "por el portavoz del Ejército, la Comandancia General de las Fuerzas Armadas y la Oficina de Información del Ministerio de Interior respecto a las operaciones en marcha".

Asimismo, hizo hincapié en que "no se difunda ninguna información o declaración transmitida por fuentes privadas o bien informadas o de otros Ministerios".

Esta operación se produce en medio de un clima de tensión entre las autoridades y la exigua oposición, previo a las elecciones presidenciales en las que Al Sisi parte como indiscutible favorito ante un único contrincante, Musa Mustafa Musa, un político leal al presidente.

El único candidato opositor que había mostrado su intención de concurrir a la carrera electoral, el abogado Jaled Ali, retiró su candidatura después de que otro aspirante, el militar Ali Anán, fuera detenido en enero tras mostrar su deseo a participar en los comicios.

Por Jorge Fuentelsaz

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.meridiano90.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
1000 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo